Seguros de vida


Para el cobro de los seguros de vida, no es necesario haber aceptado la herencia previamente. Dado que su cobro es muy rápido, puede hacerse con anterioridad a dicho acto.

Una vez se ha obtenido el certificado de seguros de vida que acredita los seguros vigentes a fecha de defunción del causante, debe solicitarse a la compañía aseguradora el certificado que acredita el capital a cobrar y quiénes son los beneficiarios del seguro.

Dicho certificado es suficiente para poder proceder a la liquidación del Impuesto sobre Sucesiones, y para presentarlo a la compañía aseguradora, quien en un plazo breve de tiempo procederá a abonar la cantidad que corresponda.

Sólo en los casos en que los beneficiarios designados sean nombrados genéricamente con fórmulas como “los herederos legales”, será imprescindible incluir los seguros de vida en la escritura de herencia para poder cobrar el capital asegurado.