Lubricantes


Muchos de los lubricantes comerciales que se utilizan para facilitar las relaciones sexuales, contienen substancias que pueden ser espermicidas o perjudiciales para los espermatozoides.

Además, la mayoría de los lubricantes, incluso los que no tienen espermicidas, disminuyen mucho el pH del medio. Esto provoca una disminución en la movilidad de los espermatozoides entre un 60 y un 100%.

Se recomienda minimizar su uso si se tienen problemas para conseguir el embarazo. O mejor sustituirlos por lubricantes naturales como la simple aplicación unos minutos antes de agua tibia, aceite de canola, aceite mineral o claras de huevo crudas. Existen en el mercado algunos lubricantes específicamente diseñados para no interferir con la concepción, también podrían ser seguros.